La caída de ventas de las empresas de Gipuzkoa se limitó al 10,1% el año pasado


Se trata del peor registro desde 2009, aunque en los meses finales del ejercicio se empezó a atisbar cierta recuperación

empresas0 kWV U130619183033DYD 624x385Diario Vasco

El balance económico de 2020 se va desgranando a lo largos de los primeros meses de este año y, desgraciadamente, uno tras otro confirman el zarapazo de la pandemia en todos los ámbitos. Hoy les ha tocado salir a la luz a los resultados de ventas de las empresas de Gipuzkoa y confirman otro retroceso ya que la cifra negativa es del 10,1% respecto al 2019.

El informe mensual que publica la Hacienda foral y que ha dado a conocer la portavoz foral, Eider Mendoza, traslada esa caída, la mayor caída desde 2009, aunque queda lejos del aquel registro –un desplome de 20,5 puntos–. «Está claroque la incidencia de la pandemia ha sido enorme, y eso ha marcado el año», ha dicho la responsable foral en la comparecencia semanal tras el Consejo de Diputados. No obstante, Mendoza ha querido aportar una visisón positiva y es que en noviembre y diciembre las ventas de las empresas dieron signos de recuperación y, por tanto, permiten mirar al año 2021 «con más optimismo».

La portavoz ha valorado el informe de Hacienda como una herramienta muy útil para conocer la situación y evolución de las empresas del territorio. En la comparativa con 2019 revela la citada caída de las ventas totales en un -10,1%. En el mercado interior, las operaciones se redujeron en un 9,1%, mientrras que las exportaciones lo hicieron en un 11,9%. Las importaciones también han descendido, el 13,5%, y el empleo y el salario también cerraron el año con registros negativos: -2,1% y -3%, respectivamente.

En un repaso al conjunto del ejercicio, Mendoza ha apuntado que el periodo de confinamiento y los meses posteriores fueron sin duda los más duros, con retrocesos en abril del 32% y del 25,3% en mayo. Tras este bache, más bien socavón, el descenso se estabilizó entre el 10% y el 15%. En el lado positivo, Mendoza ha puesto el foco en los últimos meses del año. Así, las ventas cayeron un 2% en noviembre mientras que en diciembre se produjo el mejor registro del año, incluyendo también la época anterior a la pandemia, con un crecimiento de las operaciones protagonizadas por las empresas del territorio del 9,2%.

«A la hora de explicar la subida de diciembre, es cierto que hay que tener en cuenta un componente sectorial y de estacionalidad muy importante; es decir, que hay casos concretos que han marcado la estadística general, sobre todo en el apartado de las exportaciones», ha precisado.

La portavoz ha preciado que esta mejora se ha trasladado también a la recaudación. «Mirando hacia adelante, y como han dicho el diputado general y los diputados del área económica, miramos con prudencia el año 2021. No va a ser un año fácil –ha añadido Mendoza– y tendremos que estar muy atentos y atentas, sobre todo para ver qué pasa cuando finalicen las ayudas extraordinarias que tiene hoy por hoy la actividad económica». Los meses finales del año permiten a su juicio «mirar al futuro con algo más de optimismo».