Las empresas de Gipuzkoa han recibido avales del ICO por valor de 1.484 millones


Ese respaldo les ha permitido acceder a una financiación bancaria de 2.000 millones, mientras el organismo resalta que «crecen las operaciones para realizar inversiones»

crecimiento ks0 U40435018199Iz 624x385Diario Vasco kJHH RlVaNHbIrCqFtnC20bYF32M 624x385Diario Vasco

Primero fue la sequía más absoluta, provocada por el cierre abrupto de la economía en lo peor de la pandemia del Covid, y después los lógicos recelos a poner en marcha proyectos casi de cualquier tipo, a la vista de la incertidumbre reinante. Dos frenos insoportables para las empresas (sobre todo para las más pequeñas) que hubo que contrarrestar a toda velocidad.

Para ello, el Gobierno central puso en marcha a su brazo financiero, el Instituto de Crédito Oficial (ICO), que viene a ser lo más parecido a un banco público, y en marzo de 2020 dispuso, vía real decreto, una línea de avales que ha permitido a miles de empresas y autónomos en todo España mantener la liquidez necesaria para sobrevivir y seguir pagando los gastos corrientes sin morir en el intento. Una inyección de hasta 100.000 millones que, a su vez, movilizaría mucho más dinero en créditos otorgados por el sistema financiero.

Esa (primera) línea ha servido de respirador para el tejido productivo. También para el vasco, que ha acudido con no poco ímpetu al ICO, que más tarde (hace ahora once meses) activó una segunda vertiente del programa, en esta ocasión con hasta 40.000 millones y dedicada a favorecer los proyectos de inversión.