Los coches híbridos y eléctricos superan ya en ventas a los diésel en Gipuzkoa


El 2020 se convierte en el primer año en el que, tanto en el territorio como en Euskadi, se matricularon más vehículos de este tipo que movidos por gasóleo

 

hibirido R5uzzbTszSXO6phkYiSCX0O 624x385Diario Vasco

El color, la potencia del motor, la marca, los accesorios extra, no necesariamente por este orden, y un largo etcétera eran y son características en las que nos fijamos a la hora de adquirir un nuevo vehículo. Ahora, sumado a la elección ya pasada entre diésel y gasolina, entra en liza y con fuerza un nuevo jugador; el de la energía alternativa que mueve el motor. ¿Por qué no un automóvil movido por electricidad o, al menos, un híbrido? Es una de las preguntas que cada día más concesionarios se ven obligados a responder ante el creciente interés del cliente por estos coches.

Enero fue un mes para olvidar en cuanto a ventas se refiere. El desplome en Gipuzkoa fue histórico por las restricciones asociadas al Covid y también por la subida asociada al impuesto de matriculación por la nueva norma de emisiones. Una normativa que ha elevado un 5% de media el precio de casi la mitad de los vehículos nuevos. Una subida de la que se libran los coches que se valen de combustibles alternativos, puesto que emiten menos CO2 que los tradicionales o directamente no contaminan. Ahí radicaría una de las razones por la que la suma de ventas de híbridos y eléctricos ya ha superado a la de los diésel.

Las matriculaciones en enero sufrieron un hundimiento del 33,7% en el territorio frente al 32,96% y el 35,05% en Bizkaia y Álava. Pero entre tantos números rojos brota un dato que destaca en verde por encima de los demás; la venta de vehículos (turismos y todoterrenos) híbridos y eléctricos está por encima de los movidos por gasóleo, que ya hace mucho que perdieron la hegemonía frente a los de gasolina.

Esta tendencia no es cosa de hace dos días. El 2020 ya va a pasar a la historia por ser el primer año en el que, tanto en Euskadi como en Gipuzkoa, se comercializaron más vehículos alternativos que diésel. Así, las matriculaciones de híbridos y eléctricos se dispararon en la CAV un 68% hasta sumar 7.251 vehículos, mientras que las de turismos de gasóleo se quedaron en 6.524 tras caer casi un 30%. En Gipuzkoa, la cuota de los híbridos y eléctricos en 2020 fue del 22,9%, la del gasóleo del 19,6% y la de la gasolina, del 57,5%.

El Santo Grial de la automoción hace tiempo que dejó de contener diésel para pasarse a la gasolina y los combustibles no fósiles. Esta tendencia se ha mantenido a lo largo de los últimos tres meses. En diciembre de 2020 la venta de vehículos híbridos y eléctricos arrojó la mejor cifra de los últimos tres meses con 313 unidades (219 híbridos, 72 eléctricos y 22 de gas), favorecido posiblemente por la nueva norma de emisiones WLTP que entraba en vigor en enero y también como consecuencia de la liquidación de 'stock' que ponen en marcha los diferentes concesionarios.

En febrero se han vendido en Gipuzkoa 135 vehículos híbridos, 25 eléctricos y solamente uno de gas

La cuesta de enero se hizo empinada para todos los sectores y Gipuzkoa también registró una caída en las ventas en vehículos de combustible alternativo en el primer mes del año respecto a diciembre de 2020 del 54%, pasando de las ya citadas 313 unidades, a las 141, de las cuales 113 corresponden a vehículos híbridos, 19 a eléctricos y nueve a gas. Hablamos de un 25,78% de la cuota total de mercado. El gasóleo, por su parte, ocupó el tercer escalón del podio con 106 transacciones y una cuota de mercado del 19,38%. Pese a un mes de enero para olvidar, Gipuzkoa fue el único territorio que mejoró sus cifras en alternativos respecto al mismo mes del año precedente con una subida del 7%, pasando de 131 unidades a 141. No ocurrió lo mismo en Bizkaia, que registró una caída del 24,4% entre híbridos, eléctricos y gas. En Álava, las ventas también cayeron un 17,3%.

Después de dejar atrás uno de los meses más complicados del año, las cifras han vuelto a reflejar un incremento en febrero del 14,1% respecto a enero, con 161 unidades vendidas. En concreto, los dos primeros meses de 2021 arrojan un crecimiento del 9,42% respecto al de 2020. Y es que durante el primer bimestre del año se vendieron un total de 302 vehículos que utilizan combustibles no fósiles, 26 más que los mismos meses de 2020. El gasóleo volvió a llevarse la medalla de bronce con 238 unidades vendidas en enero y febrero.

Los dos primeros meses del arrojan un crecimiento de los vehículos alternativos del 9,42% respecto al de 2020

Con el declive del diesel y la tendencia generalizada a la electrificación, los modelos híbridos y eléctricos parecen la nueva panacea de la automoción, el tipo de coche adecuado para estos tiempos de transición. Este imparable crecimiento de los híbridos y eléctricos también se encuentra asociado a la moda de los llamados coches SUV (Sport Utility Vehicle en inglés) o Vehículo Utilitario Deportivo, mucho más grandes y pesados que los vehículos que siempre poblaron nuestras calles. Ante el auge de estos nuevos modelos, las marcas optaron por hacer de los SUV su nuevo buque insignia en el apartado de híbridos.

Esta situación evidencia de forma clara la caída en desgracia del diésel, que en los últimos años ha visto reducirse drásticamente su participación en los principales mercados europeos, hasta el punto de que la mayoría de fabricantes han decidido poner fecha de caducidad a su presencia en el sector de los turismos: incluso históricos defensores del diésel como Renault y PSA (Peugeot-Citroën, Opel) anunciaron recientemente que en 2025 dejarían de fabricar coches con este tipo de motorizaciones, manteniéndolas solo en comerciales.

Híbridos sí, pero de gasolina

Javier Bagües, máximo responsable del área de concesionarios de la Asociación de Empresarios de Automoción de Gipuzkoa (AEGA) y gerente del Grupo Gorla (Opel, Mercedes, Peugeot, Ford, Toyota y Citroën) confirma el crecimiento de los vehículos alternativos, aunque se muestra cauto puesto que «la mayoría de las ventas corresponden a híbridos. Se trata de vehículos que, como su propio nombre indica, aún se valen de combustibles fósiles». Si tenemos que poner nombres a estos turismos, Bagües lo tiene claro. «Los diferentes modelos híbridos de Toyota son los que más hemos vendido. No son enchufables, sino que se corresponden al modelo de hace unos años».

Respecto al modelo enchufable, el gerente del Grupo Gorla habla de «un cambio de tendencia» respecto a este modelo y asegura que «la sociedad aún no está preparada para la electrificación pura o a otras tecnologías como el hidrógeno. Es por ello que el híbrido enchufable encaja en muchas familias». Si tenemos que poner nombres, los modelos de «Peugeot y Mercedes son las marcas que más hemos vendido. Este tipo de vehículos está creciendo mucho». Por otro lado, las cifras del eléctrico no son tan positivas como la de sus hermanos híbridos. «Sus ventas todavía son escasas», sentencia Bagües.

La caída del mercado también provoca que estas tecnologías emergentes se distancien menos respecto a las medias, puesto que cuando hay mucha venta de vehículos «se tienda a vender gasolina y diésel puros», pero cuando el descenso en las ventas es más acusado, «esta clase de tecnologías se mantiene más estable o incluso registra un crecimiento».

Desde Easo Motor, que representa a cinco marcas en el territorio (Ford, Hyundai, Mazda, Land Rover y Jaguar), su director general, Jon Tolaretxipi corrobora las palabras de su compañero de trabajo Bagües en cuanto al crecimiento de los híbridos y los híbridos enchufables, aunque antes prefiere arrojar algo de luz en torno a la caída en picado de los diésel. «La razón podría radicar en las restricciones a la movilidad. Comerciales o personas que trabajan con su vehículo y realizaban desplazamientos largos siempre se decantaban por el diésel, como no podía ser de otra manera. A lo largo de estos meses la gente no se ha podido desplazar y se le ha dado menor uso al coche, y por ende a los diésel».

Tolaretxipi no tiene ninguna duda del cambio de tendencia de los híbridos. «La mayoría de los modelos híbridos, en toda su gama, se encuentran en el 30% de la cuota de mercado, superando a los diésel. En híbiridos-gasolina, el Hyundai Ioniq y el Tucson son los modelo que más hemos vendido». Por último, el director general de Easo Motor, aprecia un cambio en la sociedad en cuanto al medio ambiente se refiere. «Cada vez nos vienen más clientes preguntándonos por el tema de emisiones, a pesar de que no existan restricciones en nuestra ciudad, pero sí nos consultan por ejemplo sobre la etiqueta eco.

Una cuota del 28,8% en España

En el conjunto del Estado los datos también ofrecen un crecimiento de los vehículos alternativos al tiempo que los diésel decrecen. En los primeros meses del año, los vehículos alternativos coparon el 28,8% del mercado, superando a los diésel, con un 24,1%, En enero, el 47,8% de las matriculaciones en España correspondió a modelos de gasolina, frente al 23,1% que alcanzaron los diésel y al 29% del resto de vehículos alternativos. Las emisiones medias de los automóviles matriculados en España se situaron en 128,8 gramos de dióxido de carbono (CO2) por kilómetro, lo que supone una bajada del 4,5% en términos homogéneos con el dato del ciclo NEDC de febrero de 2020.

Fuente: diario vasco