La cifra de empresas industriales crece en noviembre tras 13 meses en negativo


La creación de siete firmas en Gipuzkoa rompe la tendencia a la baja que se había instalado en los dos últimos años

 

bin 38703817 con 17594951 26977 1

 

DONOSTIA- Los datos hechos públicos por la patronal vasca Confebask esta última semana sobre creación de empresas en la CAV dejaban un sabor agridulce porque, pese a un leve crecimiento, el tejido empresarial vasco queda muy lejos de presentar los números récord anteriores a la crisis.

Gipuzkoa no se queda al margen. A cierre del pasado mes, en este territorio coexistían 20.738 empresas cotizantes a la Seguridad Social, solo 31 más que en el mismo mes del año anterior. Pero en este caso también se encuentra una visión positiva, puesto que siete de ellas pertenecen al sector industrial, que por vez primera detiene una sangría superior al año de duración.

La crisis económica azotó de manera especial a la construcción, pero también dejó a la industria muy debilitada para afrontar los retos que planteaba una recuperación en un escenario completamente distinto. La condición imprescindible de ser exportadores colisionó con firmas pequeñas que debieron inventar fórmulas para ganar en dimensión a través de fusiones o acuerdos con compañías extranjeras como algunos ejemplos.

Las que no supieron encontrar una solución a su pequeño tamaño, sin embargo, cayeron ante un consumo interno que tardó en despuntar más tiempo que las exportaciones, aunque en la actualidad mantiene su carácter tractor de la economía guipuzcoana.

La revolución tecnológica en la que se ven ahora inmersas y la ya incipiente digitalización plantean nuevas exigencias a las que otras empresas industriales no han podido frente. Estas y otras cuestiones han provocado que el sector industrial guipuzcoano haya perdido compañías de manera ininterrumpida en los últimos 13 meses.

De considerar los dos últimos años, tan solo se registraron cuatro meses en positivo: noviembre y diciembre de 2016, y septiembre y diciembre de 2017. Este ejercicio en concreto ha transcurrido en rojo hasta el mes de noviembre.

La progresiva desaparición de empresas en el sector industrial, además, ha contrastado con el comportamiento del sector de servicios que, con algunas excepciones, ha visto crecer su tejido empresarial durante este periodo posterior a la crisis económica.

De hecho, ha sido la actividad económica que ha tirado de la recuperación y de la creación de empleo según han constatado diferentes estadísticas de organismos como el Eustat vasco o el INE español.

DIMENSIÓNLa pérdida de empresas industriales ha ido paralela con el crecimiento constante del tamaño de las que se han mantenido, lo que refleja la importancia de ganar dimensión en un mundo cada vez más globalizado y complejo.

Esta evolución razona que el empleo industrial no haya caído de una manera tan acusada, puesto que quienes perdían su puesto de trabajo en una compañía podían ser reabsorbidos por otras de la competencia, necesitadas de personal con experiencia.

La tendencia apunta a una plantilla media de 21 trabajadores por cada firma industrial, en consonancia con la idiosincracia del tejido empresarial guipuzcoano y vasco, y por extensión estatal, que se compone fundamentalmente de pequeñas y medianas empresas.

FUENTE:Noticias de Gipuzkoa. 17/12/18. Recuperado dehttps://www.noticiasdegipuzkoa.eus