Vamos hacia una logística de la inmediatez


Un estudio de Zebra vaticina que la logística va a tener que utilizar todo el potencial de las nuevas tecnologías para hacer frente al reto de las entregas ultrarrápidas y masivas con eficacia y rentabilidad.

Inmediatez

A los consumidores del futuro se les ganará por la logística. O, al menos, a los usuarios del comercio electrónico, porque, como refleja el estudio ‘Future of Fulfillment Vision’ elaborado por Zebra Technologies, el 78% de las compañías encuestadas espera entregar los pedidos el mismo día para el 2023, mientras que un 40% espera estar en disposición de servir pedidos de e-commerce en un plazo de dos horas para el año 2028.

Esta situación implicará una transformación radical de la actividad logística y de transporte en una transición hacia la omnicanalidad aún por realizar, ya que, según atestigua el análisis, sólo un 39% de las empresas que han participado en el trabajo opera a nivel omnicanal.

Las empresas tienen que adaptarse a nuevos entornos en los que los consumidores manejan grandes volúmenes de información, utilizan teléfonos móviles inteligentes y buscan experiencias de compra más rápidas y sencillas. Para ello, la tendencia hegemónica incide en modernizar las tiendas para que funcionen como centros de pedido on-line reduciendo el espacio de venta para poder almacenar devoluciones y entregas de comercio electrónico en una red de establecimientos que, a juicio de los expertos, constituye un método más eficiente para la logística del comercio electrónico que un almacén centralizado.

Las devoluciones en el centro del huracán

En este sentido, para un 87% de los encuestados aceptar y administrar los productos devueltos es un desafío, principalmente debido a las dificultades que plantea la gestión de la logística inversa y los costes que genera. Sin embargo, siete de cada diez participantes en el análisis están de acuerdo en que cada vez más comercios minoristas convertirán las tiendas en centros que se ajusten perfectamente a las devoluciones.

A este respecto, el 76% de los minoristas encuestados usa el inventario de la tienda para completar los pedidos de comercio electrónico, y el 86% planea implementar la compra on-line con recogida en tienda el próximo año.

Con el fin de hacer frente de la mejor manera posible a las devoluciones y de no generar costes innecesarios, parece imponerse la externalización de servicios logísticos como una de las soluciones para buscar soluciones adaptadas a través de expertos. Por eso, un 87% de los participantes en el trabajo afirma que externalizará las entregas de comercio electrónico antes de 2028, mientras que un 44% tiene previsto subcontratar la gestión de devoluciones de e-commerce con un tercero.

El poder las nuevas tecnologías

Otro de los aspectos que está cambiando radicalmente la logística es el uso de las nuevas tecnologías. Como parte de esta tendencia, el estudio afirma que para 2021, un 94% de las empresas utilizará ordenadores móviles con escáneres de código de barras para gestionar logística omnicanal, lo que mejorará la eficiencia al proporcionar más acceso en tiempo real a los sistemas de administración de almacenes.

De igual modo, las plataformas de administración de inventarios con tecnología RFID crecerán en un 49% en los próximos años, gracias a su potencia en la búsqueda de inventario actualizada al minuto, aumentando la precisión y la satisfacción del comprador, al tiempo que reduce la falta o exceso de existencias y los errores de reabastecimiento.

Así mismo, el análisis de Zebra también confirma que el futuro de la logística a medio plazo pasa por soluciones conectadas, de inteligencia empresarial y automatizadas que agregarán nueva velocidad, precisión y rentabilidad tanto al transporte como a la mano de obra, a través tecnologías disruptivas como los drones, vehículos autónomos, tecnología móvil y robótica.

 

FUENTE: Cadena de Suministro. 11/04/2018. Recuperado de: http://www.cadenadesuministro.es

botón twitter